X

El deportista es el centro de la tecnología

23 noviembre, 2016

2016 Sports Technology Symposium

El pasado 10 y 11 de noviembre tuve la oportunidad de asistir al Sports Technology Symposium 2016  que acogió el FC Barcelona. Creo que, al ver el elevado nivel de la organización y de los ponentes invitados, debería hacernos reflexionar sobre la profesionalización que ha ido adquiriendo el deporte en los últimos años; en especial el fútbol.

Debemos ser conscientes del impacto que van produciendo todos estos cambios con el paso de los años, refiriéndome principalmente a la adaptación de diversas técnicas al deporte amateur, escaso en recursos (como es habitual).

Entre los diversos bloques de contenido que han sido expuestos en estos dos días, hay dos aspectos que, en relación directa con el entrenamiento, considero destacables:

  • La capacidad de análisis táctico existente
  • El tracking o seguimiento individual de los jugadores durante el entrenamiento y la competición

Ambos aspectos son muy positivos, pero dejadme hacer una reflexión a raíz de la brillante ponencia presentada por Mounir Zok, Director de Tecnología e Innovación del Comité Olímpico de los Estados Unidos; destacó de forma muy clara, tres claves del éxito que obtuvo EE.UU. en los últimos JJ.OO:

  • Considerar como centro de la tecnología al deportista y no a los laboratorios de análisis
  • Conseguir un gran impacto: un hecho que puede lograrse especialmente si los avances tecnológicos se producen mediante la interacción de expertos de diferentes áreas
  • Imprimir una marcada funcionalidad: tecnología para innovar y ser tremendamente funcional, con una total capacidad de aplicación para potenciar el rendimiento del deportista.

Tengamos muy en cuenta las palabras de este reputado profesional. La innovación está relacionada con el cambio de un concepto, de una visión, de una forma de hacer en su conjunto o en sus partes. Pero hemos de estar adaptados, formados, para poderla entender y transmitirla de la forma adecuada a nuestros deportistas.

¿Por qué hablo de este tema dentro del blog de ReSport?

Porque lo considero un tema fundamental en nuestra capacidad de realizar las valoraciones adecuadas a los deportistas que tratamos, tanto amateurs como profesionales. Pongamos ejemplos: en un futbolista, ¿me preocupa más la capacidad de salto que su explosividad en el cambio de dirección?, ¿es importante la potencia máxima aeróbica en un jugador de voleibol? Si esto no lo tenemos claro, no podremos hacer una valoración funcional a nuestro deportista, y estaremos rodeados de numerosos y costosos sistemas de valoración que nos servirán para recopilar una barbaridad de datos, un gran esfuerzo que no hará diana en lo que realmente importa.

Este es un tema central en ReSport. Cuando decidimos valorar un deportista, nos preocupamos por hacer diana en el tipo de pruebas que desarrollamos. Este hecho nos permite ver la progresión funcional tanto de las diferentes fases de rehabilitación post lesión como del rendimiento deportivo.

¡Nos leemos en el próximo!

Compártelo en redes: