X

EDU POLO, batiendo récords. #RETORESPORT

20 diciembre, 2017

EDU POLO

Reto superado gracias a ReSport

“¿Quieres formar parte del Reto ReSport?”. Cuando me lo planteó Ferran Abat, respondí que sí sin dudarlo y prácticamente sin saber en qué consistía el Reto Resport. Como periodista hace mucho tiempo que conozco el prestigio del doctor Abat y como paciente ya había tenido la suerte de pasar por su manos. Fuera lo que fuera, el éxito estaba asegurado. Y así fue.

En mi cabeza llevaba tiempo la idea de participar en un Ironman, un triatlón de larga distancia (3,8 kilómetros nadando, 180 kilómetros en bici y para finalizar una Maratón corriendo, 42,195 kms), algo que no hace mucho me parecía inalcanzable para mí. Después de haber completado tres maratones y un medio Ironman, el salto a la larga distancia era el siguiente paso. Pero tuve la suerte de lesionarme, y digo suerte porque eso me permitió ser tratado por Ferran Abat y el equipo de Resport. Dos sesiones de Electrólisis ecoguiada, la técnica que domina el doctor Abat, y unas cuantas sesiones de trabajo en el gimnasio y mi rodilla quedó como nueva. Desaparecieron las molestias en el castigado tendón rotuliano y pude volver a competir más fuerte incluso que antes de la lesión.

Y ahí apareció el Reto ReSport y de nuevo la idea de participar en un Ironman. Me puse en manos de los profesionales de Resport, que guiaron mi planificación camino del gran reto. Junto a los entrenamientos diseñados por Silvia Tremoleda, que siempre me guía en los grandes desafíos, formar parte de la familia de Resport durante unos meses fue lo mejor que me podía pasar camino del Ironman.

Fueron varios meses de trabajo, sacrificio y muchas horas de entrenamiento. Dos sesiones de gimnasio a la semana en las instalaciones de Resport, dirigido por profesionales, que te enseñan a trabajar la fuerza y a realizar un tipo de entrenamiento que antes no hacía y que ahora me parece imprescindible. Son máquina de pesas, sí, pero distintas a las que encontramos en el gimnasio. Se basan en la tecnología inercial y son perfectas para un buen trabajo excéntrico, algo básico para rehabilitarte si hay lesión y en este caso para prevenir que no la haya.

Yo siempre había sufrido calambres o sobrecargas musculares y después de varios meses de trabajo en ReSport no he vuelto a tener ni un solo problema de este tipo. Además del entrenamiento y el trabajo duro, formar parte del Reto Resport me ha permitido tener en todo momento un control médico y unos fisioterapeutas de nivel para recuperar después de las sesiones más duras. Sin ellos quizás habría logrado acabar el Ironman, pero seguro que no lo habría hecho de la forma en la que lo hice.

Después de meses de entrenamiento, de horas en el gimnasio de Resport a las órdenes de Gabri y Agustín, llegó el gran día. Y debo confesar que disfruté durante todo el Ironman, no sufrí en ningún momento y las piernas respondieron siempre. Salió la maratón perfecta, el trabajo bien hecho dio sus frutos y comprobé la importancia del trabajo de fuerza y la prevención. Además de acabar, mi idea era completar la prueba entre 12 y 13 horas, mientras que bajar de las 12 horas era el objetivo más ambicioso pero me parecía inalcanzable.

Edu Polo Ironman

La natación salió según lo previsto, la bici un poco más lenta por culpa del viento, pero la maratón fue perfecta. Buenas sensaciones durante los 42 kilómetros, en todo momento me sentí fuerte, las piernas respondieron siempre y no tuve ni un solo problema muscular. Una maratón impecable, completada en 3 horas y 48 minutos, que me permitió acabar el Ironman en 11 horas y 50 minutos. No sólo pude acabar el Ironman, que era el objetivo principal, sino que lo hice batiendo mi mejor previsión y disfrutando en todo momento.

Gracias a Ferran Abat por elegirme para formar parte del Reto ReSport. Gracias porque durante unos meses me he sentido como un deportista profesional. Gracias porque me han enseñado a entrenar de forma mucho más eficiente. Gracias a Gabri y especialmente a Agustín, por las horas que han pasado conmigo en el gimnasio. Gracias a Joana, Nil y a Jordi por mimarme y cuidarme en la camilla cuando lo he necesitado. Y gracias a todo el equipo de Resport por el trato recibido durante estos meses, tanto en la recuperación de la lesión como en la preparación del Ironman.

Un placer haber participado en el reto Resport y haberme sentido parte de la familia de ReSport Clinic.

Fdo: Edu Polo, periodista deportivo.

Compártelo en redes: