X

Todo lo que debes saber sobre el dolor miofascial

8 junio, 2018

Resport Clinic Fisioterapia Jordi Torras

El dolor miofascial es un dolor de carácter muscular provocado por un punto gatillo miofascial (Trigger Point en inglés). Este punto es una pequeña zona del músculo acortada, rígida e hipersenibilizada de manera que genera dolor irradiado y agudo más allá de la zona donde ejercemos presión. Es un punto que cuando se presiona ocasiona un dolor que recorre una zona anatómica concreta. Por ejemplo, presiono un punto en el omóplato (infraespinoso) que ocasiona un dolor en la zona del tendón supraespinoso (muy frecuente cuando hay patología del manguito rotador).

El dolor miofascial debe ser diagnosticado y tratado correctamente porque te puede llegar a causar pequeñas molestias hasta provocar severas limitaciones funcionales que te impidan practicar deporte.

Cuando existe una contractura muscular cervical, del cuádriceps, gemelos u otro músculo (creando dolor y limitación funcional) el tratamiento miofascial es vital para una óptima recuperación.

Todo lo que debes saber sobre factores de riesgo, sintomatología, diagnóstico y tratamiento del dolor miofascial, en las siguientes líneas.

Cómo se genera un punto de gatillo miofascial

Existen una serie de factores de riesgo que pueden favorecer la aparición de puntos gatillo miofasciales en alguna parte de tu cuerpo:

  • Lesiones musculares: un punto gatillo miofascial es más fácil que aparezca en uno de tus músculos tensionados o cerca de él.
  • Movimientos repetitivos: ya sean causados por la actividad laboral o el deporte que practiques.
  • Estrés: la tensión muscular que haces cuando estás estresado o padeces ansiedad favorece que el desarrollo de un punto gatillo miofascial.
  • Una mala postura.
  • Una anomalía en la articulación o un hueso mal posicionado.

Cómo afecta el dolor miofascial

El dolor miofascial provocado por un punto gatillo miofascial puede llegar a ser confundido con lo que conoceríamos como una “contractura común”. Sin embargo, un punto gatillo puede causar dolor en otras zonas que aparentemente no están conectadas a la que estoy aplicando presión. De este modo, son frecuentes los “dolores de cabeza” en la región occipital o supraorbital (por encima de la ceja), que también suelen venir acompañados de lagrimeo o incluso vértigos.

Fisio ReSport

Cuando realizo un diagnóstico mediante la aplicación de presión en distintas zonas, puedo encontrarme con un punto gatillo miofascial en estado activo, cuando el paciente presenta dolor en algunos movimientos o dolor constante; o latente, cuando no presenta dolor en el día a día, pero lo puedo palpar y puede generar problemas en un futuro.

El dolor miofascial te puede afectar de distintos modos:

  • Con un dolor agudo
  • Con un dolor persistente que va a más
  • Afectando a la hora de dormir por el dolor
  • Generando nudos de contracción en el músculo

Cómo tratar un punto gatillo miofascial

Existen distintos tratamientos cuando un paciente sufre un punto gatillo miofascial. Desde la terapia manual y masaje para reducir la rigidez y reactividad, hasta un tratamiento con radiofrecuencia, protocolos de estiramientos en tensión activa o la punción seca.

Decidir aplicar uno u otro dependerá del estado del paciente y las características de la lesión.

  • Fase aguda: si el paciente sufre mucho dolor optaré en primer lugar por un abordaje progresivo empezando con un tratamiento de radiofrecuencia para desensibilizar la zona y disminuir la rigidez de los tejidos, y a continuación la aplicación de un protocolo de estiramientos activos para elongar los tejidos acortados.
  • Dolor permanente: si el paciente ya no se encuentra en una fase muy álgida, y lleva unos días con dolor, le propondré realizar un tratamiento con punción seca, que consiste en una técnica mínimamente invasiva para poder dar un estímulo mecánico (acompañado o no de corriente) justo en el punto gatillo miofascial lo que nos permite provocar una respuesta de espasmo motor que desactiva dicho punto.

Ante la presencia de dolor miofascial es muy importante realizar un diagnóstico y tratamiento adecuado al paciente y realizado por profesionales con experiencia como los que conforman el equipo de ReSport Clinic.

Autores: Ferran Abat – Jordi Torras

jordi
Escrito por Jordi Torras.


Jordi es fisioterapeuta y osteópata en ReSport.
Se ha especializado en lesiones deportivas y traumatológicas. Ademas realiza análisis morfoestructurales para buscar cuales son las carencias de cada paciente, y así poder realizar el tratamiento especializado.

Cuenta con una Diplomatura en Fisioterapia, Master en Osteopatía estructural y otro en Osteopatía Visceral y Craneal.

torras@resportclinic.com
Compártelo en redes: