X

Tendinitis rotuliana

15 mayo, 2018

Salto. ReSport Clinic
Cuando sufres una rotura muscular y notas un pinchazo, sabes que te has lesionado. Sin embargo cuando te lesionas los tendones, no sueles recordar en qué momento o cómo fue. Normalmente no te duele (o mínimamente) hasta que vuelves a practicar deporte y ahí es cuando te das cuenta de que te has lesionado.

La tendinitis rotuliana es una de las lesiones que más tratamos en nuestra clínica ReSport en Barcelona.
Diagnóstico de la lesión, causas, síntomas, ejercicios, tratamiento y posible cirugía. Todo lo que debes saber sobre la tendinitis rotuliana de la mano de nuestro Doctor Ferran Abat.

El tendón rotuliano es un tejido que une la rótula con la tibia y permite que puedas estirar la rodilla. Trabaja mucho, y si tu cuerpo impacta con fuerza contra el suelo, aún más. Es por eso que es una lesión muy habitual en deportistas que practican baloncesto, volley u otros deportes con frecuencia de saltos.
Cuanto más se estira, más se deteriora. Si lo hacemos trabajar mucho, sufre pequeños desgarros. El cuerpo los intenta reparar, pero cuantos más desgarros hay, más le cuesta y más nos duele por inflamación y debilitamiento del tendón.
Así pues, no es una lesión por un único trauma o rotura. Sino por múltiples “minilesiones” del propio tendón que cuando se alargan en el tiempo producen una tendinopatía.
Es por eso, que no solemos recordar un momento exacto de la lesión. Pero si lo machacamos, al día siguiente se acordará de nosotros.

neonbrand-577265-unsplash

Cómo evitar una tendinitis rotuliana

Factores de riesgo para sufrir una lesión de este tipo;
La rigidez muscular en las piernas, un desequilibrio muscular, o uno biomecánico, pueden aumentar la presión en el tendón rotuliano y hacerlo sufrir por estrés. Así pues, el fortalecimiento de los músculos débiles del muslo y la práctica regular estiramientos ayudan a elongar la unidad de músculo y tendón y lo protegerán.

Cómo tratar una tendinitis rotuliana

El hielo y dejar de hacer deporte, aliviarán el dolor. Pero si has llegado hasta aquí, probablemente dejar de practicar deporte no es una opción que te plantees. Así que lo primero que te aconsejo es visitar a un especialista que sepa tratar lesiones de tendones.
En ReSport Clinic tratamos con éxito más de un 90% de pacientes de este tipo de lesiones sin tener que pasar por el quirófano.
Hay distintas técnicas para curar una tendinitis rotuliana;
Desde la aplicación de calor a los tejidos con una frecuencia específica para estimularlos, hasta el plasma rico en plaquetas o también conocido como factores de crecimiento. Sin embargo, una técnica que dominamos muy bien en Resport Clinic y que hemos comprobado que da excelentes resultados, es la Electrólisis Ecoguiada. Mediante una ecografía podemos ver los desgarros de la rodilla y aplicar un tratamiento que estimule el tejido que se encuentra en fase crónica para que empiece de nuevo la fase de recuperación. Con esta técnica y unos ejercicios específicos podrás recuperar la salud de tu tendón rotuliano.

¿Y si sigo teniendo molestias?

Como antes te indicaba, más de un 90% de los pacientes de ReSport se recuperan sin tener que pasar por el quirófano, sino la otra opción es la sonocirugía, una técnica más efectiva que otro tipo de intervenciones, menos invasiva y con un proceso de recuperación más rápido.

Si arrastras molestias en el tendón, visítanos y ponles fin.

ferran-ico
Escrito por el Dr. Ferrán Abat

Ferran es director médico y especialista en traumatología deportiva y cirugía ortopédica.

Es un reconocido especialista y ponente en congresos mundiales en lesiones de músculo y tendón. Es un referente mundial en electrólisis ecoguiada (USGET o EPI) con anestesia.

También es profesor Universitario en el Máster en Readaptación a la Actividad Física y la Competición Deportiva EUSES (Escola Universitària de la Salut i l'Esport), Universitat de Girona.

Ha escrito múltiples artículos para revistas médicas internacionales como The American Journal of Sports Medicine o KSSTA - The official journal of ESSKA, y es autor de diversos capítulos de libros sobre traumatología deportiva.
Compártelo en redes: