ES
|
CA
|
EN

Lesión de los ligamentos externos del tobillo

En este blog vamos a hablar sobre la lesión de los ligamentos externos del tobillo. Siendo este uno de los problemas más comunes en las lesiones de pie y tobillo. 

¿Cómo está conformado el ligamento externo del tobillo?

El complejo ligamentoso lateral externo de tobillo está formado por:

  • Ligamento Peroneo Astragalino Anterior (LPAA)
  • Ligamento Peroneo Calcáneo (LPC)
  • Ligamento Peroneo Astragalino Posterior (LPAP)

Figura 1. Visión lateral del complejo ligamentoso externo

El LPAA es el más débil de los tres componentes y el que más se lesiona. Se puede lesionar de forma aislada (representando el 70% de las lesiones ligamentosas de tobillo) o asociada a lesiones de los otros ligamentos, siendo la asociación más frecuente la del LPAA y LPC (20-40%). El LPAP es el más profundo y potente, siendo menos del 10% la afectación de este en esguinces de tobillo.

Figura 2. Visión lateral de una pieza de disección del complejo ligamentoso externo.

Figura 3. Visión posterior de una pieza de disección del complejo ligamentoso externo. (Golanó et al., 2010)

¿Cómo se puede clasificar la gravedad de lesión de ligamentos?

Dentro de la gravedad de lesiones de ligamentos, el espectro es, de mayor a menor: 

  • Grado I (elongación) 
  • Grado II (rotura parcial)  
  • Grado III (rotura completa).

Dependiendo de la gravedad mencionada anteriormente el tobillo presentará una clínica distinta. Por lo general provocará inflamación en la cara externa del tobillo y palpación dolorosa en todos o algunos de los ligamentos del complejo lateral externo. También es frecuente ver hematomas cutáneos que aparecen días después de la lesión. 

Establecer el mecanismo de lesión puede ayudar al equipo médico a tener una orientación de qué estructuras anatómicas han sufrido una lesión. En este caso, suele ser principalmente por una inversión forzada en la que se someten a estrés los ligamentos mencionados anteriormente, provocando la lesión de alguno de ellos dependiendo de la gravedad del esguince. Este movimiento de inversión es una combinación de los movimientos de flexión plantar + aducción y supinación del pie (como podemos ver en la imagen).

Figura 4. Mecanismo de lesión por inversión del complejo ligamentoso externo.

Teniendo en cuenta el mecanismo de lesión mencionado anteriormente podemos decir que es una lesión frecuente en deportes como el básquet, el vóley, el pádel y otros deportes en los que impliquen saltos y cambios de dirección.

El diagnóstico se realiza a través de una correcta exploración física y normalmente con el soporte de una ecografía musculoesquelética (https://resportclinic.com/ecografia-musculoesqueletica/), ya que es una herramienta que nos permite hacer un estudio dinámico de los ligamentos para valorar su continuidad y estabilidad articular. En algunos casos es necesaria una resonancia magnética (RM) para confirmar el diagnóstico y determinar si existen algunas lesiones asociadas, tales como un edema óseo que solo es posible visualizarlo a través de esta. 

¿Cuánto tarda en recuperarse una lesión de ligamento?

Los tiempos de recuperación suele oscilar entre 1-3 semanas (grado I), 3-6 semanas (grado II) y varios meses o incluso ser necesaria una intervención quirúrgica (grado III). Estos tiempos de recuperación varían según la gravedad y afectación de la lesión, así como de la inestabilidad de la articulación. 

Es importante mencionar que cada paciente es diferente y hay que ajustar la rehabilitación a cada situación y las demandas de su deporte, por lo que los tiempos varían  en función de ello.

Si has tenido una lesión como esta,  ¡Te esperamos en ReSport Clinic!

Bibliografía:

  1. Ferran NA, Maffulli N. Epidemiology of sprains of the lateral ankle ligament complex. Foot Ankle Clin. 2006;11:659–62. 
  2. Gribble PA, Bleakley CM, Caulfield BM, et al. Evidence review for the 2016 International Ankle Consortium consensus statement on the prevalence, impact and long-term consequences of lateral ankle sprains. Br J Sports Med 2016;50:1496–505. 
  3. Owoeye OBA, Palacios-Derflingher LM, Emery CA. Prevention of Ankle Sprain Injuries in Youth Soccer and Basketball: Effectiveness of a Neuromuscular raining Program and Examining Risk Factors. Clin J Sport Med. 2018 Jul;28(4):325-331. 
  4. Adriana Moré-Pacheco, Flávia Meyer, Cláudia Tarragô Candotti. Ankle Sprain Risk Factors: a 5-month follow-up study in volley and basketball athletes. Rev Bras Med Esporte. 2019;25(3).
  5. Golanó, P., Vega, J., de Leeuw, P. A. J., Malagelada, F., Manzanares, M. C., Götzens, V., & van Dijk, C. N. (2010). Anatomy of the ankle ligaments: A pictorial essay. Knee Surgery, Sports Traumatology, Arthroscopy, 18(5), 557–569. https://doi.org/10.1007/s00167-010-1100-x
  6. Ivins, D. (2006). Acute ankle sprain: An update. American Family Physician, 74(10).

 

11 febrero, 2021
AUTORES

Escrito por Enrique Jordán

Contacto

Trabajamos para lograr que deportistas profesionales o amateur, se reincorporen rápidamente a la práctica deportiva tras una lesión por sobreúso o traumatismo.

Vuelve a disfrutar del deporte, pide información o reserva ya tu cita.




Este sitio está protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google se aplican.


PIDE TU CITA
Javascript