ES
|
CA
|
EN

Los ejercicios de control motor


Cuando hablamos de ejercicio físico se suele tener tendencia a pensar en ejercicios que van dirigidos a potenciar la fuerza, la ganancia de masa muscular o por ejemplo la flexibilidad, y es evidente que todos ellos son de extrema importancia cuando queremos estar físicamente equilibrados para realizar una práctica deportiva determinada.

Ya sea durante el periodo de recuperación de una lesión o en el ámbito preventivo, es de vital importancia integrar también ejercicios de control motor. Dichos ejercicios se catalogan como terapéuticos (disminuyen el dolor) y favorecen y potencian la correcta sinergia muscular, entre lo que nombramos músculos estabilizadores y músculos movilizadores, con el fin de integrar patrones de movimiento indoloros y corregir la postura.

En otras palabras, la musculatura que solemos trabajar y desarrollar comúnmente es la que está formada por mayor cantidad de fibras musculares y, por lo tanto, la estética y movilizadora.

Existen grupos musculares profundos, que van a requerir de un trabajo muy específico y detallado. Este trabajo nos aportará mayor conexión neuromuscular, control articular sin realizar compensaciones y nos ayudará a restablecer los patrones de activación muscular y prevenir futuras lesiones.

Todos los músculos del cuerpo humano están constituidos por fibras musculares organizadas en unidades motoras. Definimos unidad motora al: conjunto formado por una motoneurona, un axón y sus ramificaciones y todas las fibras musculares inervadas por una motoneurona.

Existen dos tipos de unidades motoras:

  • Unidades motoras lentas (tónicas) o tipo I: velocidad de contracción lenta, fuerza de contracción baja, resistentes a la fatiga, claves en la estabilidad y control postural.
  • Unidades motoras rápidas (fásicas) o tipo II: velocidad de contracción rápida, fuerza de contracción alta, se fatigan fácilmente, son clave en la dinámica.

Cualquier músculo del organismo posee los dos tipos de unidades motoras, lo que varía es la proporción entre ellas, que dependerá del tipo de entrenamiento que se lleve a cabo y las características genéticas de cada individuo. Esto determinará la capacidad del rendimiento muscular, además de factores como la velocidad máxima de contracción, la fuerza y la fatigabilidad muscular.

Asimismo, también podemos diferenciar los músculos en dos tipos distintos según su función:

  • Las fibras lentas corresponderán a músculos estabilizadores, que a su vez pueden ser locales (participarán en la estabilidad articular) o globales (controlarán la postura).
  • Las fibras rápidas representarán a la musculatura movilizadora, la cual catalogamos como global y regularán el trabajo dinámico muscular.

Los estabilizadores locales se caracterizan por mantener una actividad continua a lo largo del movimiento articular. Además, inician la contracción antes de que se inicie el movimiento.

Una disfunción de esta musculatura provocará un retraso en el reclutamiento (activación), alterando la posición neutra de la articulación durante el movimiento. Reaccionarán frente al dolor mediante una inhibición (atrofia muscular asociada al dolor).

Los estabilizadores globales, en cambio, generan fuerzas de intensidad media/baja para controlar todo el rango de movimiento. Su función básica es el control postural.

La disfunción de esta musculatura provocará una menor activación de las fibras tónicas o lentas en actividades con carga biomecánica baja. Pérdida de la capacidad de acortarse durante el trabajo excéntrico (fase de la contracción muscular donde se estira la fibra muscular) y para mantener la postura mediante un trabajo isométrico (déficit control postural).

Además provocará cambios en la longitud del músculo, estaremos frente un músculo elongado pero inhibido.

En cuanto a los músculos movilizadores globales generan fuerzas de alta intensidad para producir grandes amplitudes de movimiento a partir de un trabajo concéntrico.

Cuando no están funcionando correctamente se activarán durante el ejercicio con carga biomecánica baja. Tendrán tendencia a contracturarse y acortarse.

Otros conceptos básicos e importantes del control motor son la zona neutra articular y los conceptos de disociación y movimiento incontrolado.

La zona neutra articular es aquella zona situada dentro del rango medio del recorrido de una articulación, en la cual hay tensión mínima del sistema capsuloligamentoso. Es importante destacar que esta zona neutra no está controlada por la cápsula y los ligamentos sino por los músculos estabilizadores locales.

La capacidad para mantener la zona neutra articular en una articulación, mientras se realiza un movimiento activo en otra articulación, la denominamos disociación, y su disfunción para llevar esto a cabo, el movimiento incontrolado.

Como podéis observar, restablecer el equilibrio entre la musculatura estabilizadora y movilizadora para recuperarse de una lesión es un trabajo que conlleva un programa de ejercicios muy específico, en el cual es recomendable la supervisión de un profesional que irá incrementando las cargas y la complejidad de los ejercicios progresivamente hasta la recuperación completa.

Ante cualquier lesión es imprescindible realizar un trabajo de control motor, con el fin de maximizar la funcionalidad de las estructuras lesionadas y de esta forma economizar el movimiento y hacerlo más efectivo a la vez.


BIBLIOGRAFÍA

Salmons, S. Henriksson, J (1981). The adaptative response of skeletal muscle to increased use. Muscle Nerve; 4

Saltin, B., Henriksson, J. Nygaard, E, Anderson, P (1977). Fiber type and metabolic potentials of skeletal muscles in sedentary man and endurance runners. Annals of the New York Academy of Science; 301

Thortensson, A., Karlsson, J (1976). Fatiganility and fiber composition of human skeletal muscle. Acta Physiol Scand; 98

Brooke, M.H., Engel, W.K (1969). The histographic analisys of human muscles biopsies with regard to fiber types I. Adult males and females. Neuorology; 19

Berenard, R.J., Edgerton, V.R., Peter, J.B (1970). Effect of exercise on skeletal muscle: biochemical and histological properties. J Appl Physiol; 28

9 enero, 2020
AUTORES

Escrito por Nil Dagà Ramos

Contacto

Trabajamos para lograr que deportistas profesionales o amateur, se reincorporen rápidamente a la práctica deportiva tras una lesión por sobreúso o traumatismo.

Vuelve a disfrutar del deporte, pide información o reserva ya tu cita.




Este sitio está protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google se aplican.


PIDE TU CITA
Javascript