Sistemas de compresión como método de recuperación

Cada vez se le da más importancia a la recuperación del deportista después de largos periodos de entrenamiento y competiciones.

Tanto el concepto de la recuperación como el de la sobrecarga pasaban bastante desapercibidos para la mayoría de entrenadores y preparadores, no obstante, cada vez ha ido adquiriendo la importancia que merece y  se empieza a incorporar dentro de la planificación del entrenamiento de la mayoría de atletas.

La mayoría de los deportistas de alto rendimiento están sometidos a un sobre-entrenamiento que se ve reflejado en su cuerpo a través de una mayor sensibilidad muscular, inflamación de la musculatura y como consecuencia en un deterioro de la velocidad del gesto deportivo y por lo tanto una bajada de rendimiento.

Es aquí donde se le da paso a la recuperación. Podemos definir la recuperación como el retorno de una cosa que se ha perdido (volver a un estado previo de entrenamiento /competición, antes de realizar otro).

Para un deportista una buena recuperación debe basarse en un buen tratamiento fisioterapéutico, una nutrición adecuada y equilibrada, hidratación y descanso.
Si los parámetros citados anteriormente se llevan a cabo con regularidad y de forma correcta, permitirán al deportista mejorar su rendimiento personal, sacar ventaja a su rival y sobretodo y más importante, prevenir posibles lesiones.

Por lo tanto el objetivo principal de una buena recuperación es mejorar el rendimiento del deportista, reduciendo la fatiga y el dolor, y como consecuencia, reducir el tiempo de recuperación.

En este último punto donde hablamos de reducir el tiempo de recuperación, es donde cobra importancia el tema principal de este post; los sistemas de compresión.

Los sistemas de compresión mecánica, o también conocidos como presoterapia, facilitan la eliminación de substancias tóxicas acumuladas en los tejidos después del entrenamiento. En muchos casos también son utilizados en fases post quirúrgicas para facilitar la circulación del paciente y reducir el derrame y/o inflamación provocado por la intervención.

Funciona por medio de una presión sincronizada que realiza un masaje secuencial, que va desde la zona distal a una más proximal y produce un efecto sedante y relajante, provocado por el masaje rítmico y sincronizado.

La presoterapia tiene un efecto sobre las estructuras venosas (aumentando el flujo sanguíneo) y linfáticas (aumentando el retorno linfático), ayuda al drenaje de líquidos después de un esfuerzo intenso y favorece la eliminación de substancias tóxicas sobre el tejido subcutáneo y los diferentes planos musculares.

Varios estudios prueban una disminución más rápida de concentración de acido láctico en el músculo (responsable de la sensación de dolor, ardor y fatiga del músculo durante una actividad física prolongada) después de la utilización de sistemas de compresión, lo que podría relacionarse con una más rápida resolución del dolor al terminar la actividad física, dolor distinto al dolor muscular, que aparece en los días posteriores del ejercicio y que también podemos denominar como agujetas.

Cuando la presoterapia es utilizada de una forma regular y durante varios días seguidos, podemos observar cambios en cuanto a el dolor muscular, posterior al ejercicio, ya que este puede ser de menor intensidad y de menor duración.

Últimamente los sistemas de compresión han ganado mucha fama como modalidad para recuperarse físicamente,  ya que además de las ventajas a nivel de recuperación que hemos mencionado anteriormente, es un sistema cómodo y fácil de utilizar ( te permite hacer otras cosas y descansar al mismo tiempo). Además no requiere de otra persona, y el deportista puede aplicárselo por sí solo.

Aún así, es importante saber que el hecho de utilizar la presoterapia como sistema de recuperación, no implica poder prescindir de la figura de un fisioterapeuta para ayudar en dicha recuperación.

Todo esto implica que el deportista podrá hacer sesiones de trabajo más continuas, exigentes y con un periodo de recuperación menor.

En ReSport Clinic utilizamos diariamente y con la mayoría de nuestros pacientes, los sistemas de compresión. Sobretodo con los pacientes post quirúrgicos, desde el primer momento en que llegan al centro, para reducir la inflamación y facilitar la circulación de la extremidad intervenida.

También lo utilizamos en pacientes con derrames o lesiones que producen hematomas, los cuáles hay que ayudar a drenar.

Finalmente, la utilizamos para reducir la fatiga muscular en algunos de nuestros pacientes después de una buena sesión de readaptación o bien después de una sesión de descarga muscular.


BIBLIOGRAFÍA:

D. J. Cochrane, H. R. Booker, T. Mundel, M. J. Barnes. Does Intermittent Pneumatic Leg Compression Enhance Muscle Recovery after Strenuous Eccentric Exercise? Int J Sports Med 2013; 34: 969–974

William A. Sands,1 Jeni R. Mcneal, 2 Steven R. Murray, 3 and Michael H. Stone 1. Dynamis Copression Enhances Pressure – to- pain threshold in elite atglete recovery: Exploratory Study. Journal of Strength and Conditioning Research 2015; 29(5)/1263–1272

Emily Hanson1*, Kevin Stetter 2, Rui Li 3 and Adam Thomas4. An intermittent Pneumatic Compression Device Reduce Blood Lactate Concentrations More Effectively Than Passive Recovery After Wingate Testing. J Athl Enhancement 2013, 2:3

Jim Ferris, Jon Herting, Improving Athletic Recovery and Performance With NormaTec. Simplifaster.com. https://simplifaster.com/articles/normatec/

25 julio, 2019
AUTORES

Escrito por Joana Capdevila

Contacto

Trabajamos para lograr que deportistas profesionales o amateur, se reincorporen rápidamente a la práctica deportiva tras una lesión por sobreúso o traumatismo.

Vuelve a disfrutar del deporte, pide información o reserva ya tu cita.




Este sitio está protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google se aplican.


PIDE TU CITA
Javascript