ES
CA
EN

Vendaje funcional; técnica de inmovilidad parcial

En esta entrada de blog vamos a hablar del vendaje funcional, el cuál muchos conoceréis por haberlo visto en deportistas o haberlo llevado alguna que otra vez tras haber sufrido una lesión.

El vendaje funcional se define como una técnica de inmovilidad parcial, ya que pretende limitar selectiva y mecánicamente la movilidad de una articulación en el sentido del movimiento que afecta a las estructuras lesionadas o que provocan dolor.

Proporciona soporte, estabilidad, minimiza el dolor y la inflamación en fase aguda y además protege las estructuras de un daño mayor.
 La eficacia de esta técnica consiste en sustituir la acción fisiológica de las partes implicadas, por las tiras de inmovilización que refuerzan el sistema anatómico.

Principalmente se utiliza en lesiones musculares, ligamentosas y tendinosas y se aplica sobre tejidos blandos y articulaciones.

Para conseguir el mejor resultado y no dañar más las estructuras ya lesionadas es necesario tener un buen conocimiento anatómico y biomecánico.

Cuando aplicamos el vendaje funcional sobre la zona lesionada vamos a tener en cuenta los siguientes factores:

  • La colocación de las tiras
  • El brazo de palanca en relación al eje articular
  • La naturaleza del material elegido
  • La cantidad y la tensión de las tiras activas utilizadas
  • No generar pliegues
  • Asegurar que las funciones musculares no quedan comprometidas
  • Que no esté demasiado fuerte y pueda alterar la circulación de la zona

El trabajo del vendaje funcional es proteger, apoyar y descargar selectivamente las partes implicadas o alteradas además de dar protección y seguridad, ser selectivo (solo inmoviliza las estructuras lesionadas), orientar movimientos y permitir la carga funcional de la zona afectada.

La finalidad del vendaje funcional entendida desde el punto de vista lesional y evolutivo puede ser:

    • Terapéutica: cuando forma parte del plan de tratamiento de la lesión y ayuda a favorecer la recuperación.

En este tipo de vendajes las estructuras anatómicas deben ser colocadas en posición antiálgica y de reposo, respetando los planos y ejes libres de dolor.
Pertenece a disciplinas médicas como la traumatología deportiva, la ortopedia, reumatología y la neurología, ya que todas ellas pueden beneficiarse de las propiedades de esta técnica.

    • Preventiva: cuando lo que se busca es evitar el daño o la recaída en personas que padecen con frecuencia lesiones idénticas debido a factores intrínsecos y/o extrínsecos. Hay que ir con cuidado con este tipo de vendajes ya que si el paciente lo utiliza habitualmente, puede provocar dependencia.

Atendiendo a todas las características citadas anteriormente, se pueden diferenciar cuatro tipos de propiedades del vendaje funcional:

  • Acción mecánica
  • Acción Extereoceptiva
  • Acción propioceptiva
  • Acción psicológica

Como toda técnica o tratamiento de fisioterapia, tiene sus indicaciones y sus contraindicaciones:

Indicaciones:

  • Prevención de laxitudes ligamentosas
  • Prevención de lesiones musculares o tendinosas
  • Distensiones ligamentosas de 1er y 2º grado
  • Pequeña rotura de fibras musculares
  • Pequeñas fisuras de huesos largos
  • Para descargar en las lesiones tendinosas
  • Descarga de fascitis plantares
  • Después de la retirada de yesos y sistemas de inmovilización más rígidos.
  • Corrección en lesiones que presentan deformidades

Contradicciones:

  • Lesiones graves que requieran una inmovilización más estricta
  • Alergias a las masas adhesivas, estados de hipersensibilidad o enfermedades de la piel
  • Trastornos neurosensitivos importantes
  • Insuficiencias venosas o venolimfáticas graves
  • Heridas importantes o quemaduras

No podemos dar el blog por finalizado sin antes aclarar que podemos diferenciar principalmente dos tipos de vendaje,  los cuales dependen de los materiales empleados:

    • Técnica rígida: se utilizan vendas de material inelástico, generalmente llamado “tape”.
    • Técnica elástica: las vendas que se utilizan son adhesivas o cohesivas, elásticas (en sentido longitudinal) y bielásticas ( en sentido longitudinal y transversal).

Dentro de esta técnica podemos encontrar el famoso vendaje neuromuscular, conocido por la mayoría de la sociedad como “las tiras de colores que llevan los deportistas”. Tienen unas características muy parecidas a las de la piel en cuanto a grosor y elasticidad, aunque como hemos dicho hasta ahora su eficacia siempre dependerá de la técnica de confección, la longitud de las tiras y la disposición de los anclajes.

Los efectos fisiológicos del vendaje neuromuscular son:

  • Analgésico
  • Aumento de la circulación linfática y sanguínea
  • Reducción de la fatiga muscular y tono muscular
  • Actúa sobre la postura y la propiocepción

Las diferentes vendas, por lo tanto las diferencias técnicas de vendaje deben ser usadas según la lesión, el objetivo y la actividad que se está realizando.

Finalmente, desde ReSport Clinic queremos remarcar que tanto la elección como el empleo de los diferentes vendajes debe realizarlo siempre un profesional sanitario cualificado, en nuestro caso los fisioterapeutas.

14 octubre, 2019
AUTORES

Escrito por Joana Capdevila Barbany

Contacto

Trabajamos para lograr que deportistas profesionales o amateur, se reincorporen rápidamente a la práctica deportiva tras una lesión por sobreúso o traumatismo.

Vuelve a disfrutar del deporte, pide información o reserva ya tu cita.




Este sitio está protegido por reCAPTCHA y la Política de privacidad y los Términos de servicio de Google se aplican.


PIDE TU CITA
Javascript